El hotel OKU Ibiza elige Pladur® Omnia como garantía de bienestar

El pasado 28 de mayo, el hotel OKU Ibiza abrió sus puertas con una destacable apuesta por reformular el concepto del lujo y la exclusividad, donde la búsqueda del bienestar y del confort de sus usuarios, en cada detalle, marca la diferencia.

Situado en la periferia de la bahía de Cala Gració, cerca de Sant Antoni de Portmany, el hotel se concibe como un refugio que invita a llevar un estilo de vida más pausado y enriquecedor, vertebrado sobre el concepto espiritual y arquitectónico japonés del “espacio interior”. Y donde los elementos ibicencos y mediterráneos convergen para generar esa sensación de vida despreocupada, sosegada y equilibrada.

Placa Omnia como protagonista

Las soluciones Pladur® estuvieron presentes en la concepción de dichos espacios. Concretamente, la placa Omnia ha sido protagonista para alcanzar esos elevados estándares de calidad, bienestar y confort, gracias a sus excelentes prestaciones en aislamiento acústico y su versatilidad.

Una placa especialmente interesante en proyectos tan exigentes, tal y como señala Sonia Portillo, Area Manager de Pladur® en la zona Este, puesto que “una única tipología de placa nos permite solucionar los requisitos de humedad fuerte (tipo H1), proporcionar al mismo tiempo una elevada resistencia al fuego (EI 120 minutos) y dotar a las estancias del aislamiento acústico necesario para contribuir con la intimidad, el relax y el cuidado de la salud (+3 db respecto a un sistema con placa estándar)”.

Omnia simplifica referencias y facilita el almacenaje

Además, la utilización de esos 29.464 m² de Pladur® Omnia (instalada en un 90% de las particiones del hotel, en tabiques, techos y trasdosados), facilitó enormemente la propia gestión de placas en obra, tal y como nos explica Javier Berenguer, Delegado Comercial de Pladur® en Valencia, Castellón y Baleares: “A pie de obra, Omnia ofrece grandes ventajas para los instaladores, tanto en eficiencia como en rendimiento. Ya solo en términos de estocaje, el hecho de que una única placa pueda ofrecer tal dureza superficial (diámetro huella < 15mm), además de un excelente comportamiento frente al fuego, la humedad y el ruido, simplifica referencias y facilita el almacenaje.”

El hotel ibicenco se convierte en el segundo de la prestigiosa colección ‘OKU Hotels’ en el mundo, teniendo como predecesor al lujoso OKU Kos en Grecia. El proyecto corrió a cargo del estudio de arquitectura MG&AG, responsables de más de 60 proyectos residenciales y de hotelería alrededor del mundo. Un engranaje perfecto gracias a la implicación del distribuidor, Polivas, y del instalador, Rominstec, cuya labor fue fundamental para garantizar que la calidad y seguridad de los sistemas Pladur® cumpliesen con las expectativas más exigentes.