Los jóvenes que diseñarán las residencias de mayores más sostenibles del futuro

Los alumnos de arquitectura premiados en el XXXI Concurso internacional de Soluciones Constructivas Pladur® proceden de la Universidade Lusófona de Lisboa, la EPS de la Universidad de Alicante y la ETSA de la Universidad de Granada.

El pasado 18 de junio tuvo lugar la entrega de premios del XXXI Concurso de Soluciones Constructivas Pladur® en el bello entorno del Palacete de los Duques de Pastrana (respetando todas las medidas de seguridad sanitaria). Este año, se animaba a más de 30 universidades y escuelas de arquitectura de España y Portugal a reflexionar sobre el futuro modelo de vivienda y ciudad que necesitan las personas mayores, fortaleciendo la solidaridad intergeneracional.

Bajo el lema “Pensar en ellos, crear para ellos”, la última edición del certamen más longevo del sector alentaba a los jóvenes arquitectos del futuro a plantear un proyecto de ‘Senior Housing’ que desafiara los modelos existentes y mejorara la calidad de vida en la tercera edad: respetando los criterios de sostenibilidad, el cuidado de la salud y del bienestar, y fomentando un envejecimiento activo.

PRIMER PREMIO. Mejor Proyecto de Arquitectura: 'Volver al pueblo' (Pedro Pinto, Universidade Lusófona de Lisboa)

El primer premio recayó en Pedro Pinto, de la Universidade Lusófona de Lisboa, quien resume su proyecto en tres conceptos fundamentales: “Sostenibilidad, conexión y vivencias”.

Volver al pueblo aporta calidez y humanidad a los hogares para las personas mayores en la ciudad, manteniendo un equilibrio entre el respeto a la privacidad y la interacción social. “El concepto no es el de un edificio, sino el de una aldea —remarca el joven lisboeta—, que permite conciliar lo rural con lo urbano y los espacios al aire libre comunitarios con espacios interiores más individuales y reservados.”

La propuesta subraya que todos los módulos están equipados con paneles fotovoltaicos en el techo y un sistema de aprovechamiento de aguas pluviales.

SEGUNDO PREMIO. Mejor Solución Constructiva: 'Village People' (José Antonio Caja, María Almagro y Joaquín López-Torres, EPS de Alicante)

El segundo premio fue para los estudiantes de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alicante: “Nuestro Village People es una residencia de ancianos que ofrece una experiencia de retiro mucho más agradable y estimulante”.

El proyecto de José Antonio Caja, María Almagro y Joaquín López-Torres parte de un escenario de descanso más cercano a la sencillez del ambiente rural, donde la luz modifica el entorno (cada vivienda recibe luz solar todo el año) y en el que se favorece la interacción al máximo.

“El diálogo entre el entorno y sus habitantes es constante, favoreciendo la relación con sus vecinos, sus familiares o los propios lugareños. Y las unidades habitacionales están exentas, para ofrecer mayor comodidad y privacidad a los residentes.”

TERCER PREMIO. BIM: Faixas da Flora (Jose María Quesada, Alba Pérez y Julie Catinaud, ETSA de Granada)

El tercer premio lo recibieron los alumnos Jose María Quesada, Alba Pérez y Julie Catinaud, de la** Escuela Técnica Superior De Arquitectura de la Universidad de Granada**. Faixas da Flora pretende crear un ambiente sostenible lleno de vitalidad, perfecto para encontrar la comodidad que permita a sus residentes vivir felices.

“Es necesario crear ambientes cálidos, acogedores y sanos que permitan a las personas mayores sentirse parte de un hogar”, explican sus creadores.

El edificio se encuentra rodeado de zonas de cultivo, proponiendo una motivación diaria sostenible para sus residentes, y en sus materiales y técnicas constructivas se manifiesta una gran apuesta por el acondicionamiento pasivo, bajo la búsqueda de un posible calificativo PassivHaus.

Todos los proyectos rompen moldes: alejándose del estereotipo de residencia fría e impersonal, y apostando por entornos habitables donde prime el bienestar, la salud, la vida comunitaria, la intimidad y el cuidado del medioambiente.

La experiencia del Covid-19 también ha marcado la mentalidad de los jóvenes estudiantes: priorizando la multifuncionalidad de los espacios (para prevenir y contener contagios), reconectar con la naturaleza o luchar contra la soledad y el aislamiento de las personas mayores.

Gastronomía, danza, performance e interesantes conversaciones sobre el futuro de la construcción pusieron el broche final a una ceremonia donde se respetaron todas las medidas de seguridad sanitaria y se celebró el talento de los jóvenes arquitectos del mañana.